fbpx

En Castilla y León es obligatorio depositar la fianza del alquiler por parte del arrendador

El depósito de la fianza del alquiler en Castilla y León es obligatorio y debe hacerlo el arrendador. Debe de realizarse en el plazo de 1 mes en las oficinas de la Cámara de la Propiedad Urbana de Castilla y León. El plazo será a partir de la formalización del contrato de arrendamiento.

La fianza será de una mensualidad de la renta cuando se trate de una vivienda. Y será de dos mensualidades de la renta cuando se trate de un uso diferente al de vivienda.

El arrendador entregará al arrendatario, por escrito, la realización del depósito. Tendrá que hacerlo en el plazo de un mes, y le entregará una copia del documento acreditativo. No depositar la fianza del alquiler supone una infracción que podrá estar catalogada como leve, grave o muy grave.

Se considera una infracción grave no depositar la fianza cuando esta sea superior a 600 euros e inferior a 6000€. Si la fianza a depositar no supera los 600€ se considera una infracción leve. Las infracciones leves no superarán los 3000€ de sanción. Si el depósito fuera superior a 6000€, la infracción se considera muy grave. La multa oscilará entre los 15.001€ y los 90.000€. La sanción por infracción grave oscila entre los 3.001€ y los 15.000€.

El depósito de la fianza del alquiler en Castilla y León está regulado por el artículo 36 de la LAU (Ley 29/1994, de 24 de noviembre). Y por la Ley 9/2010 de 30 de agosto de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

¿Necesitas un asesor inmobiliario? Adaix Inmobiliaria

¿Buscas establecerte en el sector inmobiliario? Franquicia Adaix