fbpx

¿Cuáles son tus derechos cuando compartes piso?

Una de las particularidades de esta forma de alojamiento es lo extraordinario de su regulación, puesto que no está regulado por la Ley 29/1994 de Arrendamientos urbanos (LAU), sino por el Código Civil.

A continuación te contamos cuales son tus derechos y deberes, ya seas inquilino o propietario, de un alquiler compartido.

 

¿En qué se diferencia respecto al alquiler tradicional

La diferencia principal es que una vez  finalizado el contrato, como ocupante no tienes derecho a prorrogar tu estancia tal y como indica la LAU durante al menos 5 años, si no que atenderá a lo previamente pactado en contrato o con el propietario.

Por otro lado  el arrendatario no tiene derecho de tanteo y retracto del inmueble si el propietario decidiera ponerlo en venta.

Además en caso de que se realice la venta, el nuevo propietario no tendrá porque respetar el contrato de alquiler del inquilino, a no ser que este contrato se encuentre inscrito en el registro de la propiedad.

 

¿Qué debe incluir el contrato de un piso compartido? 

Se basa en el Código Civil y debe incluir los siguientes elementos:

  • La habitación a ocupar.
  • Precio.
  • Duración del contrato.
  • Servicios extra a abonar (luz y agua) y cómo deben repartirse entre los inquilinos.

Sin embargo el Código Civil permite que se realquile la habitación siempre y cuando no se especifique por contrato previamente lo contrario. Por otro lado, si uno de los inquilinos decidiese abandonar la habitación de forma previa a la finalización del contrato, quedará obligado a pagar la parte proporcional de los gastos hasta que el acuerdo concluya.

Desde Adaix, queremos ayudar a que conozcan un poco mejor cuál es tu situación si has optado por esta modalidad. Debemos saber a qué nos atenemos, y ser previsores ante este tipo de situaciones.